Actualidad

De la Semana Santa cordobesa

21/12/2009

"“Los jóvenes están sedientos de algo distinto” Pedro Cabello Morales. Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil."

"Nace en Puente Genil en 1976
Ordenado el último día del año 2000
Vicario parroquial de El Salvador y Santo Domingo de Silos
Profesor del Seminario “San Pelagio” y del ISCCRR. “Beata Victoria Díez”
Doctor en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma

Inteligente, directo, de risa franca y extraordinariamente abierto, mi interlocutor telefónico apenas lleva dos años al frente de la Delegación de Juventud, (“este es el tercer curso”), y aunque “todavía estoy aprendiendo”, Pedro Cabello Morales ya se ha hecho con las riendas de “la rica herencia que he recibido de Paco Orozco”. Hace ya meses que este joven sacerdote está inmerso en la preparación y organización de cada uno de los eventos diocesanos relativos a la celebración de la XXVI JMJ, que tendrá lugar en Madrid entre los días dieciséis y veintiuno de agosto de 2011.

- El lema de estas Jornadas es “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (Col 2,7) ¿Puedes decirle hoy a un joven que Jesucristo es lo primero en la vida sin que se ría o se escandalice?

Bueno, yo creo que sí, lo que pasa es que no hay que empezar directamente con eso. Con un joven de hoy, si no es creyente o está alejado, el primer paso sería hacerle tomar conciencia de que está en ese proceso de búsqueda interior de felicidad, de plenitud, que todos perseguimos y que la mayoría busca por caminos equivocados. Habría que hacerle ver que no es un “bicho raro”, sino que, como todo ser humano, él también está buscando. Le daría mi propio testimonio personal. Yo, joven como él, también he descubierto esa felicidad en Cristo. Le diría cómo el Señor es capaz de fundamentar la vida, de darle sentido, que sí podemos vivir arraigados y edificados en Cristo. No sé si se reiría o se escandalizaría, pero seguro que se cuestionaría su propia vida desde la convicción que pudiera ver en mí. Luego, bien puede reaccionar positivamente o cerrarse por completo. Ahí está su libertad por encima de todo.

- ¿Qué proyectos tiene hoy la Delegación de Juventud? ¿Cómo está preparando la JMJ de Madrid 2011?

Es una pregunta amplísima, la Delegación no para de “inventar”cosas y de ofrecer subsidiariamente actividades a las parroquias para los jóvenes. Pero este año estamos recortando actividades para focalizar las fuerzas en los tres momentos que van a jalonar todo este curso: la peregrinación a Guadalupe, ya celebrada, a la que han concurrido quinientos cuarenta jóvenes. Tendremos además, aprovechando el puente de Andalucía, un encuentro diocesano de jóvenes en Montilla con ocasión del Año Jubilar de San Francisco Solano. Y por último, “la actividad estrella”, la peregrinación a Santiago de Compostela la primera semana del mes de agosto, para la que ya nos están llamando de todos sitios. Todo está enfocado hacia una preparación exterior e interior de cara a los acontecimientos de Madrid que serán, no sólo la participación en las Jornadas, sino también los dos momentos previos: la llegada de la Cruz junto con el Icono de la Virgen y el “desembarco” en nuestra diócesis de unos diez mil jóvenes para ser acogidos y repartidos en familias y parroquias tanto de los pueblos como de la capital. Es una ocasión de lujo para revitalizar la pastoral juvenil y al mismo tiempo tener la experiencia de Iglesia- familia, de acoger, sentirse acogidos y vivir la certeza de la catolicidad de la Iglesia.

- Bueno, pues esta pregunta ya me la has contestado. Va a haber una peregrinación preparatoria previa, ¿no es así? Me dices que Montilla, Santiago...

Sí, Montilla y el Camino de Santiago que ya está en marcha. Dentro de dos semanas partiré de viaje hacia allá para ir preparándolo todo, parroquias, polideportivos.... Haremos, si Dios quiere, el camino portugués: Tuy-Vigo. La última vez que hicimos el Camino de Santiago fueron alrededor de quinientos jóvenes y ya nos están preguntando por el de este año. Les falta tiempo para engancharse a esta peregrinación.

- ¿Dónde está ahora la Cruz de los jóvenes?

El pasado Domingo de Ramos fuimos a recogerla a Roma y ahora está en Madrid, donde estará hasta el veintiséis de abril de dos mil diez. En estos momentos está recorriendo la Archidiócesis de Madrid y las Diócesis hermanas de Getafe y Alcalá de Henares. A partir de esa fecha empezará a recorrer todas las Diócesis españolas. Nosotros estamos en el “furgón de cola”, somos de las últimas. La Cruz estará en Córdoba del seis al doce de junio de dos mil once. Su paso por nuestra Diócesis culminará con una fiesta multitudinaria el Domingo de Pentecostés, que servirá de preparación inmediata para las Jornadas dos meses después.

- Seguro que conoces testimonios concretos de conversión, llamadas al sacerdocio o a la vida contemplativa a raíz de una peregrinación. Háblame de eso.

¡Uy, muchísimos, tanto conversiones como vocaciones! Te cuento, por ejemplo, un chico que hoy es sacerdote, en París, después de una catequesis de Don Ricardo Blázquez en Saint Germain. La catequesis versaba sobre la figura del joven rico. Cuando acabó, este chico estaba llorando, compungido. Durante mucho tiempo había estado dándole vueltas a su vocación, pero fue en ese momento, cuando oyó las palabras “algo te falta” cuando se planteó seriamente su vocación. Al regreso entró en el Seminario y hoy es sacerdote. Y otros muchos. Hace poco estuve en Antequera en la profesión perpetua de una chica joven de Palma del Río, que ahora está en las Franciscanas de los Sagrados Corazones junto con otra, también de Palma del Río, a la que conocimos en la peregrinación a Roma. Y conversiones, jóvenes que a raíz de una peregrinación han redescubierto la fe y han entrado de cabeza en la Iglesia implicándose en distintos movimientos, en Cursillos de Cristiandad, en las actividades de las parroquias y que hoy son cristianos comprometidos.

- Aparentemente es de locos: decenas de miles de jóvenes provenientes de los cinco continentes que se van a dar cita en Madrid, con el Papa, a sabiendas de que van a pasar incomodidades, que van a sufrir...

Bueno, sí, pero eso nos gusta a los jóvenes (risas). Todo lo que sea salir de casa y meternos en un ambiente donde haya mucha gente, aunque pasemos incomodidades, sin podernos duchar, comiendo comida prefabricada... pero vivimos lo que he dicho antes, experiencias de Iglesia-familia, tan distinta de la Iglesia que presentan los medios de comunicación. Y, por supuesto, es un momento privilegiado de encuentro con el Señor en la persona del Santo Padre que viene a traernos esa fuerza que nuestra fe joven necesita.

- ¿Cuánto tiempo llevas al frente de la Delegación de Juventud?

Poquito tiempo, dos años, este es el tercer curso. Todavía estoy aprendiendo y me sigo asombrando de lo que el Señor hace por medio de los jóvenes, pues ellos son los apóstoles de los otros jóvenes. He recibido una herencia muy rica de Paco Orozco, que ha hecho una labor impresionante. Ha dejado un tren a doscientos por hora y yo lo único que intento es mantenerlo y no caerme por el camino (risas). Me ha puesto un listón altísimo. Estoy poniendo todo mi entusiasmo y toda mi ilusión para motivarlos, quererlos, acompañarlos... Los jóvenes están sedientos de algo distinto.

- Cuéntame algo de tu propia experiencia como peregrino, algo que recuerdes especialmente o que haya marcado tu vida.

Yo he vivido todas las peregrinaciones como seminarista, antes no había Pastoral Juvenil en la Diócesis. Fue con la llegada de Don Javier Martínez cuando comenzaron las peregrinaciones a Guadalupe. Para mí siempre han supuesto ocasión de entablar amistad con otros jóvenes, siempre es un momento de gracia, pero no ha habido ningún momento especial así, “tumbativo”. Han sido muchos pequeños momentos los que han ido forjando mi corazón de joven y de sacerdote.

Foto: www.delejuventudcordoba.es"

Galería de imágenes


Compartir:
Llamar ahora 957482796
Formulario
de contacto