Actualidad

De la Semana Santa cordobesa

08/12/2009

Entrevista a Javier Aguilar. Pintor del Cartel de Semana Santa 2010

"Una pintura realista cargada de fantasía. Unos retratos exactos a base de pinceladas sueltas. Una devoción arraigada que se convierte en arte. La pintura de Javier Aguilar pone de manifiesto unas coincidencias y unas relaciones que sólo se dan en esos pocos artistas que llegan a trasmitir sensaciones, sentimientos, sobre un lienzo o una estampa. Este pontanés de nacimiento, desde muy joven, sintió la atracción artística unida a su gran devoción mariana inmaculista. Técnico Superior en Artes Plásticas, Orfebrería y Platería Artística, trabajó en prestigiosos talleres como el de Díaz Roncero en orfebrería o San Eloy en bordados, mientras se formaba con pinceles, caballetes y tubos de óleo. Muy pronto empezará a recibir encargos por parte de hermandades y cofradías, además de instituciones, no sólo de Puente Genil o Córdoba, sino también llegados desde Málaga, Granada o Sevilla.
Pero su gran destreza a la hora de trabajar el retrato, será, sin duda, una de las cualidades más destacables de Aguilar. Desde el Cardenal Amigo Vallejo, hasta la Duquesa de Alba, han sido plasmados sobre un lienzo por este pontanes.
Hoy se nos presenta como el artista escogido por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba para la realización del Cartel de Semana Santa de 2010. Si aún nos resultara insuficiente su extenso curriculum como pintor, Javier Aguilar ha realizado numerosos carteles para hermandades de toda Andalucía, donde, en cada uno de ellos, sabe llegar al público, a los fieles, de una manera ejemplar.



¿Cómo se inicia su actividad en el mundo de la pintura?
De eso hace ya mucho tiempo… A mí, de siempre, me apasionó el mundo del arte en general y de la pintura en particular. Era un pasatiempo que me gustaba y empecé poco a poco descubriendo la técnica de la pintura y de los colores. Con el paso de los años este pasatiempo se ha convertido en mi trabajo, y debo de decir que soy afortunado por ello. Todos los días le doy gracias a Dios y le pido que me ayude en todo lo que hago.

¿Es antes cofrade o pintor?
Las dos cosas al mismo tiempo. Mi pasión por la pintura ha ido ligada desde el principio, con contadas excepciones, al mundo cofrade. Mis pinturas han sido, en su mayoría, para cofradías y cuando no han sido pinturas, han sido diseños de bordado o de orfebrería, esta última mi profesión de la que soy Técnico Superior.

¿Cuales son las características básicas de un cartel para que cumpla sus funciones como tal?
En mi opinión un cartel debe de cumplir la función que se le requiere, que es anunciar. En este caso la Semana Santa de Córdoba requiere eso y un poco más. No se nos puede pasar por alto el que el cartel de la Semana Santa es la imagen o carta de presentación, no solo ante la propia Córdoba sino para el resto del mundo. Y digo mundo porque, en estos momentos en los que los operadores turísticos centran sus miradas en estos acontecimientos, este tipo de carteles deben de ser atractivos y sobre todo de una calidad artística que no presente duda alguna. El cartel debe de ser un trocito de la propia Semana Santa y sobre todo que llegue a conmover.


Desde Ricardo Anaya a Ginés Liébana han plasmado en sus carteles de Semana Santa su visión de esta fiesta. ¿Responsabilidad a la hora de coger ese testigo?
Indudablemente. Aunque, esa responsabilidad de la que hablas, intento que sea la misma para todas y cada una de mis obras, sean cual sean. Como dije antes, soy un enamorado del arte y por ello pongo todo lo mejor de mí para estar a la altura pero sobre todo, tengo que estar orgulloso con el resultado final. De esa manera tendré más posibilidades de que los demás disfruten y acojan mi trabajo con más entusiasmo.

¿Defiende la pintura frente a la fotografía para anunciar nuestra Semana Santa?
Creo que la pintura trasmite una realidad filtrada a través de la personalidad de cada artista, con su pincelada, con el color que usa, la composición… Una obra pictórica es la extensión del alma del pintor... En definitiva una foto no es más que el producto de una máquina, aunque luego se retoque o se camufle con efectos en programas de ordenador. Dicho esto, no quiere decir que no haya ejemplos bellísimos de carteles fotográficos, aunque también se considere otra forma de arte, no es comparable con la pintura.

¿Cómo quiere que se recuerde su cartel?
Con el mismo cariño con el que lo he pintado. Ha sido para mí un orgullo que Córdoba se haya fijado en mí para poder representar a su Semana Santa. No sé como será recordado, lo que sí sé es que para mi será uno de esos momentos emocionantes que no se olvidan nunca."

Galería de imágenes


Compartir:
Llamar ahora 957482796
Formulario
de contacto